The broken Mist

“(…) and it sounds pretty hollow.”

Posted in Uncategorized by Jiménez-Smith on September 29, 2009

No sé quienes son y no importa. La brevedad desde el nombre de la sección me sentencia a no dar más que una silueta de lo que puede pasar si escuchan esto.

El disco de la década, si pensamos en términos de cómo abrir una caja de Pandora, es probablemente el ‘Is This It’ (The Strokes, 2001). Pone a la mano lo que hay que seguir al pie de la letra para tener una fanbase nutrida, ser apreciado por la crítica y juntar dinero decente.

Si consideramos la mixtura de sonidos “indie”, efímeros pero complejos, mi opción sería ‘Funeral’ (Arcade Fire, 2004): a) te buscan los universitarios que no saben si son fanboys o críticos; b) tienen el dinero para buscarte; c) puedes sentirte tranquilo (alagado) de que todas las referencias a Los Smiths o The Clash serán apreciadas.Ahora que si el criterio es un album cuyo tejido sea una factura con calidad técnica superior con materias primas simplísimas, ‘I Am a Bird Now’ (Antony & the Johnsons, 2005) es mi apuesta. No hay un tema que sobre. Todo contenido en una voz superior y un piano.

The Antlers es una banda que, a un año de terminar la década, condensa lo ya dicho. El album ‘Hospice’ se mueve en un terreno conceptual como si del ‘Stage Names’ de Okkervil River se tratara. Ahora que ‘Hospice’ sí mantiene la unidad temática que no logra mantener Okkervil hasta el final del disco. El disco hace mínima exposición de estructuras innecesarias. Se empeña en dejar en claro que es un diamante en bruto con canciones como ‘Atrophy’ o ‘Epilogue’. Una canción como ‘Shiva’ evita que el iPod sea ruido blanco con líneas como: ‘Hundreds of thousands of hospital beds, / and all of them empty but mine.’ Es un album que no quiere que se le haga el mayor caso, sin embargo la generación de paisajes blancos y ecos de pianos no hacen más que obligar.

La vitalidad de Arcade Fire impele a la acción. La tremenda enfermedad de ‘Hospice’ le da la gracia a la silla siempre incómoda del hospicio. Insisto un poco en compararlos porque el escucha que obvia ciertas cosas no llegará a estas conclusiones. Sí, se parecen aunque no son iguales y en la diferencia de estrategias está la clave. The Antlers es un producto que hemos de agradecer a que alguien puso atención los últimos nueve años. No tengo más que vaticinar que es un album para enfermarse de él y no ganar la batalla en un par de semanas. No será el mejor de la década en ninguna lista. Lo sé. Aún así, defiendo su potencialidad de ser un representante digno de la misma. (9.9)

Imagen0604

trauma

gracias jav.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.